[Análisis] «Horizon Zero Dawn»: una asombrosa y maravillosa odisea

Tiempo estimado de lectura: 5minutos, 54segundos

Desde la creación del estudio Guerilla Games en el año 2000, se habían dedicado a una sola franquicia: Killzone. Cuando anunciaron, hace dos años, que estaban desarrollando un juego totalmente distinto, las dudas se alzaron inmediatamente. ¿Estaba a la altura el estudio para alejarse tanto del género? Horizon Zero Dawn llega a responder todas las dudas con un juego en un mundo abierto que dará mucho de que hablar.

Jugar Horizon Zero Dawn genera muchas emociones y sentimientos, pero lo primero que hace es maravillarnos con sus magníficos paisajes, llenos de colores y vegetación. Luego, cuando pasamos la introducción y el prólogo (que también sirve de tutorial), es cuando nos da de golpe y nos hace sentir abrumados y hasta asustados ante las infinitas posibilidades que presenta el juego.

Horizon Zero Dawn es un juego de acción en tercera persona, y cuenta la historia de Aloy, una joven cazadora que fue expulsada desde su nacimiento de la tribu Nora, con la misión de participar en «La Prueba», costumbre tribal en la cual el ganador puede pedir lo que quiera. Desde pequeña ha dedicado su vida a entrenar para poder hacer esto y así responder dudas de su origen y la razones que las llevaron a se alejada de los Nora.

Así es como nos enfrentamos a un mundo gigante y desconocido, lleno de máquinas violentas y amenazantes en las ruinas de un antiguo mundo. A diferencia de los universos de Fallout, The Last of UsMad Max, los que tienen una ambientación postapocalíptica, Horizon Zero Dawn se ubica en un contexto post-postapocalíptico, donde la catástrofe que desoló el mundo como tal pasó hace muchos años y no hay restos de esta, mezclando paisajes rocosos y anticuados con edificios y remanentes del mundo antiguo, nuestro mundo.

El mapa, al comienzo del juego, intimida bastante. Es grande, no sabemos nada del mundo que nos rodea, y la única forma de saberlo es recorriéndolo. Lo interesante es que si te dedicas solo a seguir la historia no llegas a conocer todo el mapa, teniendo que salir de las misiones principales para poder conocer todo. De igual forma, las respuestas al misterio que se plantea desde el comienzo (¿qué es lo que sucedió?) están regadas por todo el mapa en forma de textos, grabaciones de voz o información que contextualizan.

Horizon Zero Dawn es, en síntesis, un juego de caza, y si bien puede catalogarse como un título de acción, también toma prestadas cosas de los juegos de rol, como el mejorar ciertas habilidades y potenciar un estilo de juego particular, como también de estrategia y sigilo. Cada encuentro puede ser enfrentado de distintas formas, pero requieres una estrategia. Si vas con todo a atacar de frente, probablemente morirás al primer intento. No es un juego difícil, pero si necesitas pensar las cosas antes de hacerlas, ya que los enemigos son fuertes y, al comienzo, tus armas no lo son. Utilizar el Focus, una tecnología del pasado que Aloy encuentra, te permite planificar bien al analizar las debilidades y fortalezas de cada enemigo.

Al inicio tienes pocas opciones, pero con el pasar de la historia puedes acceder a muchas armas además del arco y lanza con la que comienzas. Explosivos, cuerdas, y otros más que podemos usar para derrotar a las poderosas máquinas que habitan el mundo, y que serán necesarios en algunos casos más que otros. Las mecánicas empleadas en las batallas son cómodas, dinámicas y funcionan como el punto más fuerte de Horizon Zero Dawn. Algunas peleas pueden tomar pocos segundos y otras pueden tomar más de 20 agotadores minutos llenos de tensión. A diferencia de las máquinas, las peleas contra los humanos pueden tornarse bastante aburridas y faltas de emocion, algo lamentable siendo un punto reiterado en la historia principal.

Los gráficos muy realistas se notan con el movimiento de las vestimentas y el cabello de Aloy, y en general con los paisajes y los colores, pero la única gran falla que existe en este aspecto es la pobre animación facial. Si bien en las cutscenes los personajes pueden ser muy expresivos y cada palabra que dicen puede leerse en el movimiento de sus labios, en el juego no es así, demostrando poca o nada de emoción al realizar actos que requieren una distinta reacción. No es un hecho que afecte mucho al juego, pero se nota que hubo poco esfuerzo por igualar lo que vemos en cinemáticas a lo que existe en el gameplay.

La interacción con humanos fuera del combate es curiosa, al presentar algunas opciones para afrontar el diálogo además de pequeñas decisiones que pueden cambiar como transcurre la historia, pero fuera de lo que existe en las cinematografías no hay más relación con gente. Los muchos pueblos y asentamientos repartidos en el mapa pareciera que sirven para comprar y vender recursos (en estricto rigor Horizon Zero Dawn tiene un sistema de trueque y no de transacción) y grabar la partida, pero no son realmente lugares llamativos, a diferencia del mundo exterior donde todo está vivo y es sorpresivo.

Lo increíble de los personajes que vamos conociendo en Horizon Zero Dawn es como son todos muy distintos entre si. Hay muchas mujeres con roles importantes en la historia, y hay muchos personajes de color que no están ubicados de forma forzada, sino totalmente natural y realista. Aloy es un personaje femenino muy fuerte, independiente y en ninguna forma sexualizado, lo que se aplaude y agradece mucho.

Mientras jugamos Horizon Zero Dawn es, en parte, como ver una película. Hay mucho que los personajes saben que nosotros no, y mucho que podemos deducir jugando que los estos no saben. La historia sigue un curso impredecible y muy fluido que nos hace querer descifrar el misterio y descubrir el origen de Aloy en esta aventura llena de adrenalina ambientada en un mundo totalmente despampanante.

Los pocos puntos bajos son solo un pequeño rasguño en la obra maestra que es Horizon Zero Dawn, un juego de esos que no se ven muy seguido, siendo la mezcla perfecta entre un sistema de juego bien complementado, una historia llamativa, una buena banda sonora y un trabajo gráfico excepcional. Aloy es un personaje muy bien trabajado, extremadamente habladora (quizás demasiado), que puede ser levemente moldeado a nuestro parecer, y es totalmente agradable seguir su interesante historia. Es el punto cúlmine del estudio Guerilla Games, quienes demuestran que pueden entregar un producto completo en todos los aspectos sin nada que envidiar a los otros grandes estudios con sagas establecidas.

Horizon Zero Dawn es uno de los juegos más hermosos que han salido al mercado y, sin lugar a dudas, uno de los mejores juegos del catálogo de Playstation 4 y en general.

¡Somos una explosión de ñoñismo! Hablamos de cine, libros, juegos, series y todo lo que a ti te pueda interesar. Te invitamos a participar con nosotros para que la explosión siga creciendo!! #MeGustaCinebooom

Sin comentarios

Deja un comentario

PLANETA

CONOCE LAS PELÍCULAS DE DISNEY+

ESCAPE TALES: SIN MEMORIA

Infórmate día a día

¡Suscríbete y recibe toda nuestra información en tu correo!

Únete a otros 19.649 suscriptores

ESCAPE TALES: EL DESPERTAR