[Reseña] «Stephen King’s It»: 1502 páginas de maestría pura

Tiempo estimado de lectura: 6minutos, 44segundos

Siempre cuento como anécdota que, por allá por el año 2014, fue toda una odisea conseguir un ejemplar de «It». A diferencia de hoy en día, el libro sobre un extraño «payaso» que comía y destrozaba niños con sus mandíbulas interdimensionales era bastante escaso en las librerías. Recuerdo haber recorrido muchas veces los puestos de San Diego y siempre haber retornado a casa con las manos vacías. No tengo muy claro qué fue lo que me impulsó a obsesionarme con la novela, pero ciertamente la mítica mini-serie de los años 90 tuvo algo que ver. Ya había leído varias obras de King, pero It era esa siempre pendiente… la que por motivos que desconozco no había sido re-editada al español desde hace mucho tiempo, por lo que la chance de encontrar un ejemplar era mínimo, escaso.

Supongo que la suerte estuvo de mi lado, ya que un día de mayo del mismo año, mientras recorría las estanterías de San Diego, vi un tomo de It, editorial DEBOLSILLO con letras doradas en la portada. De esos que ya escasean. No lo pensé dos veces, y lo compré de inmediato. El precio era altísimo, pero algo me decía que no me arrepentiría. Luego de haberlo terminado por segunda vez puedo decir con toda certeza de que no me arrepiento, pues es una de las historias más maravillosas en las que me he embarcado.

Sinopsis: «¿Quién o qué mutila y mata a los niños de un pequeño pueblo norteamericano? ¿Por qué llega cíclicamente el horror a Derry en forma de un payaso siniestro que va sembrando la destrucción a su paso? Esto es lo que se proponen averiguar los protagonistas de esta novela. Tras veintisiete años de tranquilidad y lejanía una antigua promesa infantil les hace volver al lugar en el que vivieron su infancia y juventud como una terrible pesadilla. Regresan a Derry para enfrentarse con su pasado y enterrar definitivamente la amenaza que los amargó durante su niñez. Saben que pueden morir, pero son conscientes de que no conocerán la paz hasta que aquella cosa sea destruida para siempre. It es una de las novelas más ambiciosas de Stephen King, donde ha logrado perfeccionar de un modo muy personal las claves del género de terror.»

Hablar de este libro se me hace un tanto difícil por su vasta extensión. Estamos frente una obra de más de 1500 páginas, de las cuales se desprenden múltiples eventos importantes, detalladas descripciones, noticias ficticias y pensamientos de personajes, los que aportan significativamente a la construcción de la novela. Trataré de ser breve -no prometo nada- y, para privilegiar su experiencia al leer, evitar la mayor cantidad de spoilers.

Hermosa edición especial para celebrar los 25 años de la novela.

Tal como dije anteriormente, el libro consta de 1502 páginas y aunque pueda dar la sensación de que es una cantidad monstruosa de hojas, no hay que preocuparse, ya que uno de los puntos más destacables de la novela es que logra sumergirte en todo momento, haciendo que el número de páginas queden relegadas rápidamente a un segundo plano.

La estructura de It ayuda mucho a eso también. Su historia se nos cuenta desde diferentes épocas, alternando así la versión «niña» de los perdedores con su versión «adulta». Esta narrativa compuesta por flashbacks y raccontos enriquece el conocimiento del lector acerca de las motivaciones, traumas y personalidad de los personajes. Somos capaces de conocer la infancia y la adultez de cada uno de los miembros del Club de los perdedores, lo que nos hace ser confidentes de sus más importantes vivencias, generando así una conexión única con ellos.

Interpretación clásica de Pennywise por parte de Tim Curry.

La narrativa que esos años empleaba Stephen King sorprende por su carácter poético en varias ocasiones. El autor se esmera describiendo escenarios de manera detallada y con un lenguaje donde la presencia de figuras retóricas es bastante marcada. Esto podría hacer la lectura densa a ratos, pero le otorga un grado de complejidad a la obra, enriqueciéndola en el plano estético.

Aquella constante descripción presente en las hojas de It logra crear una atmosféra de terror única, la que se complementa perfectamente con las atrocidades descritas por el escritor. La incomodidad por las acciones de este «payaso» logran tocar una fibra intima en el lector, por lo que el miedo y el frenesí al momento de leer están 100% asegurados.

Además del terror y lo macabro creo que It tiene algo sumamente destacable, algo a lo que no se le da suficiente importancia. Similar a lo visto en la novela corta «El cuerpo«, King nos presenta maravillosos pequeños personajes que deben unir fuerzas frente a un mal mayor. Se trata del «Club de los perdedores» en esta ocasión, un grupo de chiquillos muy particulares, quienes no logran encajar con el resto. A medida que el libro avanza somos testigos de una de las historias de amistad más complejas que he podido leer; una aventura en donde los valores y el cariño entre amigos son cuestiones fundamentales. En las páginas de la novela los sacrificios personales y la hermandad sellan la profunda relación del Club de los perdedores.

«El club de los perdedores» en la más reciente adaptación del libro.

Un club que por cierto no solo deberá enfrentar al malvado payaso Pennywise, sino que también a los adultos que en muchas ocasiones actúan bajo su control. Esto genera la idea de que en gran parte de la novela los más grandes son los infames villanos que atormentan a los niños. Esta enemistad ficticia sabe abrazar muy bien la sensación infantil de que los adultos tienen un lado oscuro y malévolo.

Algo que me sorprendió bastante a medida que iba terminando el libro fue el origen de Pennywise. No quisiera ahondar demasiado en este tema, ya que la idea es que la emoción no se pierda a la hora de leer, por lo que seré breve. A medida que vamos conociendo de donde proviene y qué es «Eso» nos adentramos en lo que yo me atrevería a llamar Mitología Kingneana, por darle un nombre. El autor presenta una historia que se remonta al comienzo del universo mismo, en donde fuerzas en pugna que ya hemos podido leer en otras de sus entregas conforman una rica historia que sin dudas es más compleja de lo que uno podría pensar. En definitiva: si crees que Pennywise es solo un payaso malvado te invito a leer el libro, quedarás sorprendido.

Pennywise en la más reciente adaptación de «Eso», dirigida por el argentino Andrés Muschietti.

Para mí It es un libro que lo tiene todo. Desde el terror implacable al que King nos tiene acostumbrados, pasando por una excelente representación de un pueblito norteamericano, hasta la más pura definición de amistad. Un relato cargado de emoción, terror y una chispa de mitología kingneana, la que hará que los denominados constant readers expandan su conocimiento con respecto a este universo cohesionado que el autor ha venido preparando en conjunto con su saga «La Torre Oscura».

Un viaje de 1502 páginas que no decepciona en ningún momento, con un final impecable que sin duda alguna dejará un vacío los lectores. Una obra intensa, perfecta para comenzar la lectura de uno de los autores más prolíficos de este último tiempo.

No dejes que te lo cuenten, anímate y comienza a leer It, de Stephen King.

Arácnido de corazón. Amante de los cómics, películas, libros y series. Creador de Cultura 21. "Muchas veces por admirar una estrella nos olvidamos de todo el firmamento".

EDITORIAL PLANETA

Infórmate día a día

¡Suscríbete y recibe toda nuestra información en tu correo!

Únete a otros 19.865 suscriptores

CHICOS BUENOS

MI AMIGO ABOMINABLE