[Reseña] «Un día lluvioso en Nueva York»: Una pizca de nostalgia

Tiempo estimado de lectura: 2minutos, 16segundos

La prolifera carrera de Woody Allen sigue su curso, enfrentándonos esta vez a una obra con un toque moderno y nostálgico a la vez, y que espera conquistar a sus seguidores con una cinta que rememora lo esencial de su sello como director.

Sinopsis: Dos jóvenes llegan a Nueva York un lluvioso fin de semana donde al mal tiempo se interpondrá una serie de aventuras.

Woody Allen es un artista con trayectoria y varios éxitos a su haber, y que pese a su oscura historia, aún sigue llamando gente a las salas solo con su nombre. Esta vez nos presenta «Un día lluvioso en Nueva York», una cinta protagonizada por conocidos rostros jóvenes y que una vez más evidencia su amor por la ciudad.

La estética en la cinta es dominante. El escenario nostálgico, en donde la lluvia es primordial y la música jazz infaltable, quizás en el más fiel reflejo de su estilo y uno de los componentes más destacables de toda la película. Los planos de la Gran Manzana reflejan muy bien su estilo más burgués y la admiración del autor por su ciudad natal.

La historia, aunque quizás se vea dramática a simple vista, apuesta todas sus fichas a la comedia, con personajes cuyos traspiés siempre acaban en una anécdota increíble y mayormente orientado hacia la parodia, contrarrestando muy bien con su simbólico escenario. Sin embargo, el guión a ratos parece de nicho, con chistes y referencias que quizás solo un seguidor de Allen o de su estilo de cine podrían disfrutar.

El elenco es sin duda un elemento atractivo, pero los personajes a los que interpretan no tanto, en su mayoría encarnando actitudes que con esmero se buscan erradicar de la sociedad, en donde su abordaje cómico no alcanza para salvar la ausencia de la necesaria crítica que debería existir hacia ello.

El personaje más interesante quizás es el interpretado por Liev Schreiber, el que podría ser un fiel reflejo del director en muchos sentidos. Por otro lado, los actores de renombre que participan de esta cinta podrán contar la experiencia como una participación en el proyecto de un reconocido director, pero difícilmente como un papel que será recordado en sus carreras.

En conclusión, a mis ojos de una espectadora casual de Allen, «Un día lluvioso en Nueva York» es  una película entretenida, pero que poco destaca entre la gran trayectoria del director y la oferta del cine actual.

Barbara Myhew
26 aunque no me creas. Inquieta y perfeccionista. El tiempo es poco, la vida mucha, pero de alguna forma nos las arreglamos. En redes como @barbaramyhew

LA HORA DE TU MUERTE

Infórmate día a día

¡Suscríbete y recibe toda nuestra información en tu correo!

Únete a otros 19.830 suscriptores

1917