[Reseña] «Vivir de Noche»: Una Mafia Sin Emoción.

Tiempo estimado de lectura: 4minutos, 31segundos

Ben Affleck ha hecho mucho en estos últimos años, pero parece ser que donde el actor y director va, las críticas van con él. Después de Argo (2012) donde dirigió y actuó, y Perdida (2014) que ha estado rodeado de fracasos y comentarios negativos a sus papeles, en los que parece ser siempre el mismo Ben Affleck, con su misma cara repitiendo lo que lee en un guión sin ninguna emoción. ¿Qué le pasa a Ben Affleck que no logra despejar las críticas?

Sinopsis: Joe Coughlin (Ben Affleck), hijo de un capitán de la policía de la ciudad de Boston en plena Prohibición, decide tomar su propio camino tras volver de la Primera Guerra Mundial. Sus decisiones lo llevarán a Tampa en la soleada Florida, y su carrera delictual se cruzará con mucha gente que cambiará su vida para siempre, planteándose si realmente se puede ser una buena persona y sobrevivir en un mundo de gángsters.

 

Las películas de gángsters siempre merecen una especial atención, debido al esfuerzo implicado en recrear la época, específicamente los años 20′, de forma impecable para que el resultado sea verosímil. El trabajo de Ben Affleck en la dirección no se queda corto, y cada momento viendo Vivir de Noche es un viaje al pasado en todo sentido, siendo un correcto homenaje al cine pulp noir, pero con mucho más presupuesto e iluminación.

La historia, una adaptación del libro del mismo nombre de Dennis Lehane, es sólida, fluida y a la vez totalmente absurda pero lógica, tal y como suele ocurrir en las historias pulp, donde cada situación carece un tanto de sentido, en donde todo ocurre por un azar muy generoso pero, dentro de su historia, creíble… excepto cuando observas a su personaje principal.

El elenco es sublime; cada actuación es un momento exquisitamente delicado sin ningún detalle que escape. Brendan Gleeson (Harry Potter) recupera su real acento irlandés con un gran personaje, mientras que Sienna Miller (Francotirador) tiene que fingirlo con el mismo resultado. Chris Messina (Argo) representa al perfecto sidekick de Joe, mientras que Zoe Saldana (Star Trek) entrega una de las mejores actuaciones de su carrera con un personaje cubano. Chris Cooper (Belleza Americana), Robert Glenister (Hustle) y Remo Girone (En el Cielo) suman a que cada personaje sea agradable y quieras ver más, pero definitivamente es Elle Fanning (El Demonio Neón) quien se roba la película, así demostrando el gigante potencial de la joven actriz de 19 años, quien hace mucho dejó de vivir a la sombra de su hermana mayor.

Con un elenco así, es impensado que sea el director de Vivir de Noche quien tenga la actuación más aburrida de todas. El personaje de Ben Affleck parece un refrito de sus actuaciones anteriores, demostrando ninguna emoción en su rostro, lo que se contradice con el personaje en busca de si mismo que representa. Para ser un frío gángster de los años 20, Joe Coughlin siente más el peso de los trajes tres tallas más grandes de lo necesario que el de las balas que dispara, siendo esta falta de motivación una constante desilusión durante toda la película, y un mensaje importante: si todo el elenco tiene un mejor rendimiento que el protagonista, que es además el director, algo estás haciendo muy mal.

Como su nombre lo indica, Vivir de Noche transcurre mayoritariamente de noche, y el trabajo de fotografía hace que las escenas y transiciones sean cómodas y no se noten las más de dos horas de duración. En aspectos técnicos la película tiene pocas fallas, aunque cada escena parece tomada prestada de otra narrativa distinta, aunque sigue siendo una película entretenida y fácil de disfrutar de comienzo a fin.

Ben Affleck como director ha sido éxito tras éxito, y todo hacía presagiar que Vivir de Noche se sumaría a esta lista y significaría un respiro entre los malos comentarios recibidos por sus anteriores filmes, pero la película se quedó en lo buena que podría ser con la materia bruta que existíaVivir de Noche no es una película que no guste, pero Ben Affleck no se atrevió a ir de lleno con la temática, sin ser una película violenta de crimen ni tampoco un drama, repitiendo un personaje agotador: aquel Ben Affleck sin sentimientos de Perdida (2014), Batman vs. Superman (2016), El Contador (2016) y muchas más.

Curiosamente, lo que criticaba de El Contador, su sobra de emociones para un personaje autista, es lo que le falta a Vivir de Noche. Es una película entretenida pero le faltan emociones para ser una película de acción, y le sobran mafiosos para ser un drama de los años 20. Parece ser que la crítica le perdió la paciencia a Ben Affleck, exigiéndole mucho más que al resto y destruyendo cada intento del director/actor de hacer algo distinto. Claro, Vivir de Noche está lejos de lo que puede alcanzar, pero esperemos que en The Batman (2017) podamos ver si Ben Affleck tiene más que entregar o si llegó a su tope artístico, lo que esperemos no sea así.

¡Somos una explosión de ñoñismo! Hablamos de cine, libros, juegos, series y todo lo que a ti te pueda interesar. Te invitamos a participar con nosotros para que la explosión siga creciendo!! #MeGustaCinebooom

Sin comentarios

Deja un comentario

PLANETA

CONOCE LAS PELÍCULAS DE DISNEY+

ESCAPE TALES: SIN MEMORIA

Infórmate día a día

¡Suscríbete y recibe toda nuestra información en tu correo!

Únete a otros 19.650 suscriptores

ESCAPE TALES: EL DESPERTAR