[Erase Una Vez…] “Barbarella, Reina De La Galaxia” (1968)

Tiempo estimado de lectura: 3minutos, 13segundos

El género de la ciencia ficción está lleno de grandes films, algunos que han creado religiones, otros que han creados muchas secuelas, pero solo un film está lleno de sensualidad y la magia del espacio, acompañado de una hermosa terrestre, solo nos podemos referir a “Barbarella, Reina De La Galaxia”.

“Barbarella” es un film Franco-Italiano de 1968 dirigido por Roger Vadim, el cual cuenta con un reparto de lujo, partiendo por la inconfundible y hermosa Jane Fonda como Barbarella, Marcel Marceau como el Profesor Ping, Milo O’Shea como Durand Durand, Claude Dauphin como el Presidente de la Tierra y John Phillip Law como Pygar el ángel, entre otros.

La historia nos cuenta sobre la aventura de Barbarella, quien recibe un llamado del Presidente de la Tierra, el cual le pedirá que viaje al planeta Tau Ceti a traer de regreso al Dr. Durand Durand quien ha creado un rayo de positrones, el cual podría causar una guerra después de milenios de paz dentro de todo el universo.     Barbarella viajara en su nave en busca del Dr. Durand Durand, lo cual la llevara a una aventura sin límites, y donde además conocerá la naturaleza humana olvidada por la tecnología.

Sin dudas, Barbarella es un film de ciencia ficción de aquellos que nunca podremos olvidar, lleno de magia y misticismo, que para su época no solo fue innovador, sino transgresor y usando los recursos de la psicodelia dándole un toque único a un film simplemente maravilloso.

“Barbarella” es un film con un gran contenido erótico, que quizás en esta época no escandalizaría a nadie, pues no tenemos nada explicito en pantalla ni veremos nada, pero los personajes, en especial Barbarella conocerá el verdadero amor, acompañada de Pygar el ángel, que en sus propias palabras dice “un ángel no hace el amor, un ángel es amor”, sin dudas, en su época este film fue un escándalo por este alto contenido sexual.

La psicodelia del film es realmente majestuosa, tanto sus decorados, como la música, le dan un toque único al film, el cual está lleno de una magia que en estas épocas ya no se ve. Por otro lado los personajes tan variados es una delicia para el espectador que espera ver algo distinto, después de ver tantos films iguales de ciencia ficción. Por otro lado, la gran cantidad de maquinas que vemos: desde las naves espaciales, la cúpula de los sueños y sin olvidar la maquina del placer, dan a este film no solo el carácter de culto, sino una obra digna de ser vista una y otra vez.

Este film está lleno de historia que se ha marcado hasta nuestros tiempos.   Dentro de algunos de estos hitos importantes les puedo contar:

  • Barbarella está basada en un cómic del mismo nombre, el cual fue publicado en los 60’s.
  • La banda “Duran Duran” le deben su nombre a este film, además hicieron una canción muy conocida llamada “Electric Barbarella”.
  • En Futurama han homenajeado varias veces al film, como la vez que Leela se vuelve una heroína, o la famosa cabina de suicidios.
  • Numerosas bandas han hecho canciones que hablan de Barbarella o la nombran al menos, entre estos Jamiroquai o Scott Weiland (voz de Stone Temple Pilots)

Un film 100% recomendable para todos los amantes del cine de ciencia ficción, del cine de culto y quienes desean ver un film distinto, sin dejar de mencionar que para los hombres es un placer ver a una joven y hermosa Jane Fonda.   Actualmente, pueden conseguir el filme en DVD.

Me despido por esta semana mis amigos, espero que disfrutaran de la reseña y no dejen de ver este gran film de culto.   ¡Saludos!

Neko.

  • Tráiler de Barbarella, Reina De La Galaxia”:

¡Somos una explosión de ñoñismo! Hablamos de cine, libros, juegos, series y todo lo que a ti te pueda interesar. Te invitamos a participar con nosotros para que la explosión siga creciendo!! #MeGustaCinebooom

Sin comentarios

Deja un comentario

PLANETA

ESCAPE TALES: SIN MEMORIA

Infórmate día a día

¡Suscríbete y recibe toda nuestra información en tu correo!

Únete a otros 19.715 suscriptores

ESCAPE TALES: EL DESPERTAR