[Reseña] «Pacto de Fuga»: La fuerza de los ideales

Tiempo estimado de lectura: 3minutos, 52segundos

Tres meses después de su fecha de estreno original y a pocos días del trigésimo aniversario de «Operación éxito», finalmente llega a salas chilenas la cinta «Pacto de Fuga», la cinta que recrea el escape carcelario más grande que se ha llevado a cabo en nuestro país ocurrido el 29 de enero de 1990, donde 49 presos se escaparon por un túnel de 60 metros de la ex Cárcel Pública de Santiago.

Sinopsis: La cinta trata de la fuga carcelaria de medio centenar de reos de la Cárcel Pública de Santiago, planeada y perpetrada por 24 presos que cavaron un túnel de más de 80 metros de largo, escondiendo 55 toneladas de tierra dentro del penal, lo que les tomó más de un año de construcción, utilizando sólo un destornillador. Ni los presos comunes de las celdas cercanas, ni los gendarmes que los vigilaban a diario descubrieron el plan que llevaría a 49 reclusos a alcanzar la libertad en uno de los escapes más sorprendentes de la historia penal chilena.

La película es la primera cinta de este tipo del director David Albala. Luego de más de seis años de trabajo, asesorados por algunos de los participantes originales de la fuga que tuvo lugar en la Cárcel Pública de Santiago, el director recrea, a su modo pero intentando retratar fielmente la realidad, la más grande hazaña de los miembros apresados del Frente Patriótico Manuel Rodriguez (FPMG), lograda tan solo semanas antes del retorno a la democracia con Aylwin como Presidente. Con un elevado presupuesto para lo que acostumbran las cintas nacionales nacionales, el gran nivel de producción se hace evidente. Utilizando diversos lugares de Chile como locaciones, Albala dedicó un gran esfuerzo a recrear fielmente tanto la historia como el ambiente en la que se desarrolló.

El tinte político de la historia es evidente e ineludible, y quizás va a provocar en muchos la típica queja de que «lo único que sabe retratar el cine nacional es la dictadura», sin embargo, es imposible negar la importancia histórica de dicha etapa, cuyas repercusiones continuan afectándonos. De todos modos, la película da un giro que me atrevo a decir nunca antes se había visto: El de la superproducción. La dinámica se refresca por este aire hollywoodense en el uso de la cámara, la inclusión de la acción y el suspenso. Entregándonos contexto suficiente y sin ahondar en los planteamientos de los partidos de la época, la historia nos sitúa inteligentemente en el medio del caos social que origina esta imperante necesidad de fuga, sus motivaciones colectivas e individuales al mismo tiempo que nos muestra una atractiva historia de acción: la de la fuga carcelaria, estableciendo un bien logrado equilibrio entre ambos componentes.

La cinta es sumamente atractiva desde lo visual, así como también desde el guión muy bien construido. Pese a que los personajes no son estrictamente basados en personas reales, si capturan muy bien la esencia de quienes fueron y lo que vivieron los reales involucrados en el escape, y todos quienes tuvieron que atravesar ese periodo, logrando situar al espectador en dicho escenario.

«Pacto de Fuga» cuenta con un elenco de lujo,  con numerosos rostros nacionales muy reconocidos entre ellos Benjamín Vicuña, Amparo Noguera, Roberto Farías, Francisca Gavilán, Victor Montero, Willy Semler, Mateo Iribarren, Diego Ruiz y Eusebio Arenas,que nos entregan una cautivante interpretación de cada uno de los personajes.

Desde el inicio de la cinta nos introducimos de lleno en esta historia de un grupo de hombres atrapados por sus ideales en una época en donde la justicia es solo un sueño, la tensión y la desesperación son palpables en cada uno de los reos. La película logra no solo ilustrarnos a cerca de lo que este gran evento de rebelión y coraje representó en la historia de Chile, si no que también logra entretenernos durante todo el camino.

Una película que logra adentrarse en un tema abordado múltiples veces pero con una visión fresca y entretenida, encantando con su alto nivel de producción y su historia a todo aquel que se atreva a darle una oportunidad. Una ventana a lo mucho que el cine chileno es capaz de avanzar y una esperanza con respecto al tipo de cintas que esperamos ver multiplicadas a futuro. En cines nacionales gracias a 20th Century Fox.

Sin comentarios

Deja una respuesta