[Reseña] «El Primer Hombre en la Luna»: ¿Un gran paso para Damien Chazelle?

Tiempo estimado de lectura: 4minutos, 15segundos

Pese a que la historia de Damien Chazelle como Director aún es incipiente, nadie podría negar que es un nombre al que hay que poner atención. Con  «Whiplash» y «La La Land», la carrera de Chazelle ha cimentado sus bases en lo alto y no piensa bajar, pese a lo que piensen algunos. 

Sinopsis: Aprovechando el éxito de la seis veces ganadora del premio de la Academia, La La Land, el director ganador del Oscar Damien Chazelle y la estrella Ryan Gosling vuelven a hacer equipo para la película de Universal Pictures, «El Primer Hombre en la Luna»; la intrigante historia de la misión de la NASA para aterrizar a un hombre en la luna, centrándose en Neil Armstrong y los años 1961-1969.

Un intenso relato contado en primera persona, basado en el libro de James R. Hansen. La película explorará los sacrificios y el costo – de Armstrong y la Nación – de una de las misiones más peligrosas de la historia. Escrita por el ganador del premio de la Academia, Josh Singer (En primera plana), es producida por Wyck Godfrey & Marty Bowen (La saga de Crepúsculo y Bajo la misma estrella), junto con Chazelle y Gosling.

Chazelle nació del éxito; exploró sus pasiones y en ellas encontró una fórmula que lo llevó al cielo. Quizás es por eso que este movimiento es al mismo tiempo arriesgado e inteligente; pues antes de estancarse en la seguridad de lo que conoce, decidió enfrentarse a un gran y desafiante proyecto que no dejaría al público indiferente.

Neil Armstrong es un ícono, un personaje cuyo trabajo marcó la historia, pero del que poco conocemos más allá de un rostro y una bandera. En «El Primer Hombre en la Luna», el joven director logra presentarnos una perspectiva mucho más personal, dándole un giro a la carrera espacial y a su importancia para la humanidad. La película dista de ser una entrega científica (recordemos que su intención inicial nunca fue esa), arriesgándose incluso a eliminar la mítica escena de la bandera en la luna; a través de un enfoque mucho más sentimental, Chazelle nos acerca a la intensidad de la experiencia, a los retos personales y tecnológicos vividos desde la humanidad de quienes formaron parte de ella, transmitiendo la dificultad y desafío de la empresa que se emprendía, y por tanto, la magnitud de sus logros. También nos abre la puerta a la intimidad del astronauta, a su familia y a los hechos que marcaron su vida, determinantes en el camino que lo definió para siempre.

Al tiempo que la cinta rescata lo más característico del director como el llamativo uso de las cámaras, la cinematografía y la música (que ya se convierte en su sello), también nos permite ver un nuevo manejo de dichos recursos en esta cinta que rompe con el ritmo frenético dominado por la música de sus predecesoras, sorprendiendo  gratamente al espectador. Y pese a que quizás la cinta escape de lo que habitualmente se ve en taquilla, tanto por su estilo como por su larga duración, merece totalmente su atención.

Si bien la película no logra encantarnos de su protagonista (Neil Armstrong), si lo hace con el estilo de Chazelle, que incluso en este camino más silencioso y exigente, sabe abrirse el paso con increíbles tomas (que alcanzan su peak en los planos lunares), unos primeros planos conmovedores y su compañera de siempre, la música. Su forma de contar la historia creo que conecta bien con lo que quiere mostrar: esa puerta a lo lejano y desconocido, donde la soledad y la pérdida que tan interiormente ha experimentado se vuelven tangibles.

En «El primer hombre en la Luna» Chazelle vuelve a estar acompañado de Justin Hurwitz, compositor que hace un trabajo magistral entregando vida a las escenas que más hipnotizan a la audiencia.

Ryan Gosling da vida a un introvertido y dañado Armstrong, que ve en su trabajo la única salida para encausar su vida. Comparte la pantalla con Claire Foy, que pese a tener un papel totalmente secundario en cuanto a guión y tiempo en cámara, logra destacar el papel de Janet Armstrong como una mujer fuerte y apasionada, que fue un pilar fundamental para que su esposo lograra enfrentarse a su cometido. Es ella quien más destaca, aprovechando cada diálogo y enfoque para resaltar la importancia de su aparentemente secundaria labor. 

«El Primer Hombre en la Luna» es todo un viaje que abre nuevas ventanas al cada vez más sólido trabajo del director, quien en esta ocasión conmueve y sorprende a sus espectadores de una forma desconocida y bienvenida, que espero de corazón los encante tanto como a mí. No olvides que ya puedes ver la cinta en cines gracias a Andes Films Chile.

Barbara Myhew
26 aunque no me creas. Inquieta y perfeccionista. El tiempo es poco, la vida mucha, pero de alguna forma nos las arreglamos. En redes como @barbaramyhew

Sin comentarios

Deja un comentario

PLANETA

ESCAPE TALES: SIN MEMORIA

Infórmate día a día

¡Suscríbete y recibe toda nuestra información en tu correo!

Únete a otros 19.715 suscriptores

ESCAPE TALES: EL DESPERTAR